In A los fogones, Celebraciones, Comida, Cumpleaños, Elaborado, Horno, Italiana, Ocasiones especiales, Pasta, Salsas, Sin huevo

Hace ya más de cinco años que publiqué la receta de la auténtica lasaña boloñesa sin gluten en Singlutenismo, y llevaba mucho tiempo queriendo actualizarla. En aquella época no se conseguían placas de lasaña tan buenas, ni yo sacaba fotos decentes. Por fin me he animado a reeditar aquella publicación, porque estoy segura de que esta nueva os ayudará más a seguir cada paso y da un resultado espectacular.

Ya entonces os contaba que esta lasaña sin gluten tiene historia. En mi segundo año de carrera, allá por 2007, viví con una compañera de piso cuyo novio era boloñés. Un día nos preparó la lasaña canónica y ahí que estuve yo a su lado tomando buena nota. Me explicó lo importante que era que el ragú (como se llama allí a la salsa) estuviera hecho a fuego muy lento durante tres horas. Os puedo prometer que parece mucho, pero apenas requiere dedicación, y que jamás habréis probado una lasaña boloñesa como esta.

Para que os hagáis una idea, yo no suelo pedirme la lasaña cuando como fuera de casa (excepto en Italia, claro) porque tengo el listón altísimo gracias a esta receta.

Lo que más me gusta de ella es que apela a la cocina de nuestras abuelas, hecha con mimo y a fuego muy lento, y permitiendo que cada paso se tome el tiempo que requiere el alimento.

No me lío más y os dejo con ella. Probadla y me contáis.

lasana-sin-gluten

Ragú o salsa boloñesa

Ingredientes:

  • 700 g. de carne picada. Puede ser de vacuno o mitad cerdo, mitad vacuno. Yo siempre la hago de vacuno.
  • 200 g. de vino tinto.
  • 1200 g. de tomate triturado.
  • 1 cebolla grande.
  • 1 zanahoria grande o dos medianas.
  • 1 rama de apio.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal, perejil fresco y orégano.
  • Azúcar.
  • 1 rama de romero.

Preparación:

  1. Pelar y picar la cebolla muy pequeñita y rehogar en una olla grande con un poco de aceite de oliva virgen extra y un poco de sal a fuego lento hasta que quede transparente.
  2. Pelar y picar la zanahoria y el apio muy pequeñitos. Yo lo hago con una picadora.
  3. Agregar la zanahoria y el apio a la cebolla y rehogar.
  4. Agregar la carne picada y rehogar hasta que se haga por completo. Es importante ir moviendo de vez en cuando para asegurarnos de que se haga bien.
  5. Cuando la carne esté hecha (y es muy importante que no sea antes), agregar el vino y mezclar bien.
  6. Cocinar a fuego bajo durante unos 3-5 minutos para que la carne y las verduras se empapen bien del vino.
  7. Añadir el tomate triturado y unificar todo.
  8. Agregar sal, el perejil picado y orégano al gusto, la rama de romero y unificar.
  9. Probar si hace falta corregir la acidez con azúcar y hacerlo en caso de que sea necesario. Esto dependerá de si el tomate triturado tiene ya fructosa añadida y del vino que hayamos usado.
  10. Tapar la olla y dejar que se haga a fuego lento durante tres horas.
  11. Remover cada media hora para unificar y asegurar una cocción más uniforme. Es importante que no se seque. Si vemos que se seca, podemos agregarle medio vaso de agua, remover y volver a tapar. Yo me pongo un temporizador que me avise cada media hora para no tener que estar pendiente.
  12. A mitad de la cocción, retirar la rama de romero.
  13. Una vez hayan transcurrido las tres horas, retirar del fuego y reservar.

Recomendaciones:

  • Con estas cantidades sale salsa suficiente para una lasaña grande y que sobre un poquito.
  • Ocupa una olla grande en diámetro pero mediana en altura, así que si tenéis una más grande podéis duplicar cantidades y congelar salsa.
  • Es importante que el relleno esté atemperado a la hora de montar la lasaña.
  • Podéis hacer la salsa un día y montar la lasaña al día siguiente.
lasana-sin-gluten

Salsa bechamel sin gluten

Ingredientes:

  • 25 g. de mantequilla.
  • 500 g. de leche entera.
  • 30 g. de almidón de maíz.
  • Sal, pimienta y nuez moscada.

Preparación:

  1. En un cazo o sartén antiadherente, derretir la mantequilla.
  2. Agregar el almidón de maíz con la ayuda de un tamiz y disolver bien con unas varillas hasta que no quede ningún grupo.
  3. Añadir poco a poco la leche sin dejar de remover.
  4. Incorporar sal, pimienta y nuez moscada al gusto y seguir removiendo a fuego medio hasta que la salsa se haya espesado y se empiecen a marcar los surcos de la varilla.
  5. Retirar del fuego y echar directamente sobre la lasaña ya montada poco a poco con una cuchara.

Recomendaciones:

  • Como veis, esto se prepara en el último momento, cuando la lasaña ya está montada. De lo contrario, se nos secará esperando.
  • Dependiendo de cuánto os guste poner, puede que os sobre un poco de bechamel.
lasana-sin-gluten

Lasaña boloñesa sin gluten

Ingredientes:

  • Un poco de mantequilla.
  • Pan rallado sin gluten.
  • Un paquete de placas de lasaña sin gluten (entre 12 y 16 placas, dependiendo de vuestra fuente).
  • Ragú.
  • Dos bolas de mozzarella fresca.
  • Salsa bechamel recién hecha.

Preparación:

  1. Picar la mozzarella en taquitos de un centímetro y medio aproximadamente.
  2. Untar un poco de mantequilla por todo el interior de la fuente y cubrir el fondo con una fina capa de pan rallado.
  3. Poner una capa de placas de lasaña.
  4. Cubrir la pasta con una capa de algo menos de un centímetro de grosor de ragú.
  5. Repartir los taquitos de mozzarella por encima dejando un par de centímetros de espacio entre cada taquito.
  6. Repetir los pasos 3 a 5 hasta haber llenado la fuente. En la capa superior no se pone mozzarella.
lasana-sin-gluten
lasana-sin-gluten
lasana-sin-gluten
lasana-sin-gluten
lasana-sin-gluten
lasana-sin-gluten
  1. Precalentar el horno a 200ºC.
  2. Una vez el horno esté caliente, cubrir la superficie con salsa bechamel al gusto.
  3. Hornear durante 50 minutos a 180ºC, a media altura y con calor arriba y abajo.
  4. Comprobar pinchando con un cuchillo que la pasta está bien hecha.
  5. Sacar del horno y dejar reposar unos minutos antes de servir, para que no se desmorone todo.
lasana-sin-gluten
lasana-sin-gluten
lasana-sin-gluten

Recomendaciones:

  • Las placas de lasaña podéis ponerlas crudas, como yo, o cocerlas previamente siguiendo las instrucciones del fabricante. De esta manera, el tiempo de horneado se verá reducido, como mínimo, a la mitad.
  • Como veis, no precalentamos el horno hasta que tenemos la lasaña montada. Esto permite que se asiente mejor todo.
  • Lo ideal es que vayáis cambiando la disposición de las placas de lasaña para obtener una estructura más estable. De lo contrario, se podría abrir en bloques al cortarla.
  • Si queréis la versión napolitana, podéis agregarle parmesano rallado junto con la mozzarella.
  • Al final del horneado, podéis poner también parmesano rallado por encima y gratinarlo durante unos minutos.
  • Podéis montar la lasaña por porciones y congelarla incluso antes de hornear.
lasana-sin-gluten
lasana-sin-gluten
Recent Posts

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto

Escríbeme para lo que necesites. ¡Te contestaré lo antes posible! :)

Not readable? Change text. captcha txt
0

Start typing and press Enter to search

error:
Tarta de frambuesa, naranja sanguina y tomillo sin gluten