In Argentina, Cena, Comida, Cumpleaños, Horno, Medio, Para picar, Pizza, Schär, Sin huevo, Sin lactosa

pizza-sin-gluten-singlutenismoLa verdad, no sé por qué no he subido esta receta antes al blog. Sé que mucha gente dirá que es mucho trabajo, sobre todo cuando ahora tenemos unas bases de pizza congeladas en el mercado que son bastante decentes. Y sí, la verdad es que esas bases nos sacan de más de un apuro. Pero en mi casa siempre se ha hecho pizza casera. Y cuando digo siempre, es siempre. Una vez a la semana cenábamos pizza, y creo que puedo contar con los dedos de una mano la cantidad de veces que encargamos una pizza a domicilio (si es que lo hicimos alguna vez…). La receta de mi abuela es la receta de la mejor pizza del mundo. Y no lo digo sólo yo. Cuando éramos chicos, mis hermanos y yo siempre celebrábamos nuestros cumples en casa, y mi querida Yolita preparaba todo el menú, que incluía pizza casera y unas espectaculares tartas. A día de hoy, cuando mis amigos de la infancia me felicitan el cumple, todos recuerdan las ricas pizzas y las preciosas tartas de mi abuela. Lo que más gracia me ha hecho siempre de esta receta es que la mano del amasador influye. Aquella pizza no salía igual si la hacía la Yolita, si la hacía mi hermano Fede o si la hacía yo. Todas estaban muy ricas, pero se distínguía la “pizza Yoli” de la “pizza Fede”.

Aquellas pizzas eran con gluten. Cuando me diagnosticaron celiaquía, a base de investigar, di con esta receta que, para mí, es igual a la receta familiar que yo recuerdo. Y me da la sensación de que también recibe influencia manil, porque a la Yoli no le sale igual que a mí. Pero, repito, están deliciosas ambas. Lo mejor es que se obtiene una masa lisa y manejable, cosa bastante poco común en nuestro mundo. Y el resultado es una pizza crujiente y esponjosa espectacular.

Hoy voy a presentar solamente la masa, y en unos días propondré varias posibilidades de cosas que ponerle encima.

Por cierto, he dicho que es una masa manejable. Hay que tener cuidado con esto: tendremos que ir añadiendo el líquido poco a poco hasta que se nos quede una masa manejable y blandita. Al final añadiremos el aceite y puede que pida un poquitito más de harina. Lo importante cuando añadamos harina es que no la añadamos a la masa, sino a nuestras manos. Así, nos enharinaremos un poco las manos y seguiremos amasando. Vamos a ver en detalle la receta.

Ingredientes:

  • 500 g. de mix Pan Schär (y un poco más, por si hace falta)
  • 250 ml. de agua*
  • 250 ml. de leche*
  • 1 cucharadita y media de sal
  • 1 pizca de azúcar
  • 25 g. de levadura fresca
  • 1 cucharada y media de aceite de oliva

Preparación:

  1. Mezclar la harina con al sal en un bol y hacer un hueco en medio.
  2. Juntar la leche y el agua y entibiar. Debe quedar calentita de forma que al meter los dedos no nos quememos.
  3. Desmenuzar la levadura en el centro de la harina, agregar un chorrito del líquido tibio y la pizca de azúcar, y batir con un tenedor como si batiéramos huevos incorporando a la vez un poquito de harina. Debe quedar una especie de masa muy pringosa.pizza-sin-gluten-singlutenismo
  4. Tapar con un trapo humedecido en agua muy caliente y dejar reposar 15 minutos. Tras ese tiempo, la masa habrá crecido y se habrá esponjado.
  5. Ir agregando poco a poco el líquido e incorporando la harina hasta que no se pegue o, como mucho, quede un poco seca.
  6. Agregar el aceite y unir bien.
  7. Sacar fuera del bol y amasar durante unos 10 minutos. Si la masa se pega, poner un poquitito de harina en las manos y continuar. También ayudará darle un par de golpes contra la mesa de la cocina.pizza-sin-gluten-singlutenismo
  8. Una vez bien amasada, tapar con un trapo humedecido en agua muy caliente y dejar descansar en un lugar calentito y sin corrientes durante 1 hora o hasta que duplique su volumen.
  9. Pasado ese tiempo, partir la masa en la cantidad de pizzas que se quieran hacer y estirar sobre un tapete de silicona o sobre papel de hornear. pizza-sin-gluten-singlutenismo
  10. Mientras tanto, precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  11. Poner la masa en la bandeja con el tapete o el papel, pinchar con un tenedor y meter en el horno a media altura.
  12. Hornear hasta que la parte inferior esté hecha y la superior empiece a dorarse un poquito.
  13. Sacar del horno y repetir con las demás masas.

Recomendaciones:

  • La cantidad de líquido variará según la humedad que haya en el ambiente. A veces la hago con un total de 350ml de mezcla de agua y leche, así que hay que ir agregándoselo poco a poco según vaya pidiendo la masa.
  • Para crear un ambiente cálido para que la masa descanse, suelo poner un bol de agua caliente en el horno y dejar descansar la masa junto a él con el horno cerrado. El agua caliente genera un ambiente húmedo y cálido que le viene genial a la masa.
  • Con esta receta salen 2 o 3 pizzas dependiendo del tamaño de la bandeja y del grosor que se les dé. También se pueden hacer pizzetas individuales.
  • Las bases de pizza se pueden congelar y usar en otra ocasión.

Vídeorreceta:

Recommended Posts
Showing 2 comments
  • Casera
    Responder

    La buena masa y bien explicada, bien hecho

pingbacks / trackbacks
  • […] visitarla fue en octubre de 2015 y repetimos, esta vez, en versión apta para celíacos. Yo hice mi pizza sin gluten, y ella, sus tequeños sin gluten. Se lanzó a la piscina sin miedo alguno y sus deliciosos […]

Leave a Comment

Contacto

Escríbeme para lo que necesites. ¡Te contestaré lo antes posible! :)

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

error:
pan-sin-gluten-rustico-schar-singlutenismochapatas-sin-gluten-singlutenismo