La comida está presente en muchísimas de nuestras vivencias, y eso incluye los viajes. Llevo toda la vida viajando y viviendo en diferentes ciudades y países. Cuando me diagnosticaron, ni siquiera me planteé que la celiaquía pudiera convertirse en un impedimento para seguir haciéndolo. El objetivo de esta página es conseguir que tú pienses igual y pierdas el miedo a viajar sin gluten. Con esta pequeña guía, verás que lo único que necesitamos es ser un poco previsores. Y, con el tiempo, aprenderás a improvisar. Haz clic en los iconos, ¡algunos te llevan a contenido extra!

Infórmate sobre el destino

  • Asociaciones

    Averigua si hay asociación de celíacos en el país al que viajas, visita su página web y ponte en contacto con ellos. Nadie mejor sabrá decirte cómo están las cosas por allí.

  • Averigua las restricciones

    Viajando dentro de la Unión Europea solemos poder llevar encima todo tipo de comida, pero hay otros países en los que hay ciertas restricciones. Busca la web del consulado del país al que vas y averigua qué tipo de comida y objetos puedes llevar.

  • Busca en Singlutenismo

    En Singlutenismo encontrarás mucha información sobre todos los sitios en los que he estado. Échale un vistazo. He viajado y vivido en varios países siendo celíaca y también viajo mucho dentro de España.

  • Visita el grupo de establecimientos

    Tenemos un grupo en Facebook en el que entre todos aportamos información de restaurantes y países en los que hemos estado. Seguro que encuentras algo entre nuestros documentos.

Elige tu alojamiento

  • Hotel con comida incluida

    Ponte en contacto con los hoteles que te interesen antes de reservarlos. Pregúntales si han atendido a clientes celíacos, qué opciones ofrecen, qué tipo de menú sin gluten tienen. No se trata sólo de que te den opciones, sino de que comas variado y de calidad durante tu estancia.

  • Piso o apartamento

    Lo bueno de esta opción es que tú controlarás las comidas. Además, te saldrá más barato que comer todos los días fuera. Podrás hacer la compra en destino y sólo tendrás que llevarte algo de comida por si acaso.

  • Pisos o casas de particulares

    Desde hace algún tiempo están proliferando plataformas del tipo Couchsurfing o Airbnb de gente que presta un sofá, alquila una habitación en su casa o incluso un piso completo. Son opciones generalmente mucho más asequibles y también tendrás una cocina a tu alcance. Infórmate bien de que podrás usarla.

Elige tu medio de transporte

  • Avión

    En muchas compañías aéreas ya proporcionan menú sin gluten. Recuerda informar en el momento de la reserva, confírmalo al menos 3 días antes y recuérdalo en el momento de hacer el check-in.

  • Bus o tren

    Infórmate con la compañía si sirven comidas sin gluten a bordo. Sino, te tocará llevarte un sandwich o un tupper por si acaso. En muchas ocasiones tienen un microondas en el que te pueden calentar tu comida.

  • Coche

    Bien sea en tu coche o en coche compartido (tipo BlaBlaCar), planifica tu ruta y échale un vistazo a las estaciones de servicio que tienes en el camino. Encontrar menú en ellas es difícil, pero suelen tener microondas en los que calentar un tupper. Sino, siempre puedes entrar a las ciudades que tengas por el camino en las que hayas visto algún restaurante con opciones sin gluten.

Prepara el viaje

  • Consigue un mapa

    Muchas guías de viaje vienen con un mapa. Marca en él todos los restaurantes, tiendas y sitios de interés para un celíaco. Además de visitar una ciudad, lo ideal es que pruebes su gastronomía. Llévatelos todos marcados en un mapa con un numerito.

  • Apunta los detalles

    Escribe en un papel los detalles de los puntos que señalaste en el mapa: dirección exacta, teléfono, tipo de comida, horarios... Guarda ese papel junto con tu mapa y llévalo siempre encima.

  • Planifica tus días

    Hay muchas cosas que ver en tu ciudad de destino. Organiza qué vas a hacer cada día y, con ello, las comidas: si las haces en el alojamiento, si tienes un lugar para comer cerca, si ese día tocará hacerse un sandwich... Eso sí: ¡deja algo de tiempo para callejear y perderte!

  • Internet en el móvil

    Averigua si vas a tener Internet en el móvil o en tu alojamiento mientras estés en tu destino. Te permitirá dejar algunos detalles para organizarlos cuando estés allí y veas el ambiente. Si vas a estar sin conexión, que no se te escape ningún detalle.

Kit de supervivencia celíaco

  • Guía de viaje con mapa

    Lleva en el equipaje de mano la guía o, al menos, el mapa. Si te pierden la maleta, al menos tendrás recursos para poder comer hasta que aparezca.

  • Comida

    En función de lo que hayas averiguado al principio, tendrás que llevarte más o menos comida. Si en destino hay opciones sin gluten, llévate algo para el día que llegues y para el primer desayuno. Lo demás ya lo podrás comprar allí. Si la cosa está más difícil, planifica tus comidas y llévate lo necesario. En cualquier caso, lleva un pan de molde y, si puedes, embutidos al vacío, que siempre sacan de un apuro.

  • Bolsas de plástico y de tostar

    Para no tener que andar con tuppers, llévate un par de bolsas de plástico de zip en las que meter tu sandwich siempre que lo prepares. Lleva también las bolsas de tostar para evitar la contaminación cruzada.

  • Tarjetas para restaurantes

    Son unas tarjetas que explican en diferentes idiomas que eres celíaco y qué cuidados hay que tener con tu comida. Podrás enseñarlas en los restaurantes a los que vayas si no conocen mucho el tema sin gluten.

Espera, que aún hay más…

lista-viajar-sin-gluten

Colaboraciones

Contacto

Escríbeme para lo que necesites. ¡Te contestaré lo antes posible! :)

Not readable? Change text.

Start typing and press Enter to search